Ángel Di María marcó un gol, pero no pudo evitar una goleada histórica de Napoli sobre Juventus

La coronación de la selección argentina en Qatar quedó atrás en la memoria de Ángel Di María. El delantero ya regresó a la Juventusy, en su segundo partido como titular en la Serie A, metió su primer gol tras el parate por la Copa del Mundo. Sin embargo, su actuación no alcanzó para evitar el papelón de la Vecchia Signora en su visita a Napoli, que le propinó un duro cachetazo por 5-1 en el comienzo de la fecha 18 del Calcio. La última vez que el cuadro del sur le había anotado cinco tantos a los de Turín había sido por la Supercopa de Italia de 1990, en otro 5-1 del que participó nada menos que Diego Armando Maradona, y que justamente es el resultado más abultado que jamás había conseguido ante este rival. Ahora, igualó esa marca.

El encuentro disputado en el Estadio Diego Armando Maradona contó con una superioridad absoluta del líder del campeonato en los primeros minutos de la etapa inicial, que se expresaron en una combinación del tridente ofensivo. A los 13 minutos, llegó un centro de Matteo Politano y la tijera de Khvicha Kvaratskhelia forzó una gran tapada del arquero Wojciech Szczesny, pero Victor Osimhen aprovechó el rebote para acrecentar su cuenta personal a 11 goles en el torneo.

Siete más tarde, Fideo mostraba una tímida reacción en un equipo muy replegado detrás de su campo. Un error en la salida local generó una recuperación del argentino, que avanzó algunos metros y estrelló su remate en el travesaño ante la mirada atónita del guardamenta Alex Meret. La falta de eficacia fue sufrida en carne propia a los 38 minutos. En plena época de Reyes Magos, el zaguero central Bremer devolvió la equivocación ajena en un regalo propio. Osimhen controló y la cedió al vacío para que Kvaratskhelia mande a guardar el balón al fondo de la red.

Todo era desconcierto en el equipo que llegaba a este partido como uno de los escoltas de los napolitanos en la cima del certamen. Pero la reacción estaba a la vuelta de la esquina y vendría de manos rosarinas. En una jugada sucia, Di María hizo una pared con Arkadiusz Milik y ejecutó una definición muy parecida a la de Lionel Messi ante Australia por los octavos de final del último Mundial.

 

 

*El compacto de la victoria de Napoli ante Juventus por la Serie A

El término del primer tiempo y el inicio del complemento parecía que traía aires renovados en los dirigidos por Massimiliano Allegri, pero la escueta lejanía en el resultado dejó de serlo a los 9 minutos de la segunda parte. A la salida de un tiro de esquina realizado por KvaratskheliaAmir Rrahmani impactó de media vuelta un balón que desacomodó a Szczesny. Acusando el golpe, Allegri tomó la determinación de hacer ingresar a Leandro Paredes para ayudar en la generación de juego, pero la pasividad italiana ante cada ataque rival fue imposible de remediar. Una decena de minutos más tarde, Oshimen acrecentó su registro como goleador de la Serie A después de otro error garrafal por parte del brasileño Bremer.

Siete más tarde, llegó la estocada final gracias al tanto de Eljif Elmas (ingresó por Politano al comienzo de la segunda etapa) en un remate que se desvió en Alex Sandro. Instantes después, se retiró Fideo para el ingreso del juvenil Samuel Iling-Junior. La descomunal exhibición del Napoli ameritó la entonación del “olé, olé…” por parte de los fanáticos ante cada pase hecho entre los locales frente a la mirada perdida de la Juventus. Ni el ingreso del argentino Matías Soulé generó una mejoría pronunciada en la visita, mientras que Giovanni Simeone permaneció en el banco durante todo el partido.

La importancia de este triunfo histórico reside en que el Napoli extendió la ventaja a 10 puntos en lo más alto del Calcio. Tiene 47 puntos y solo ha dejado escapar siete puntos sobre 54 posibles. Su única derrota fue el 4 de enero último ante el Inter de Lautaro Martínez. Sin embargo, Milán podría volver a quedar a siete unidades si vence a Lecce en la continuidad de la fecha.

En la vereda opuesta, Juventus continúa su permanente fluctuación en la irregularidad. A pesar de ser la tercera caída en todo el campeonato, el elenco de Turín aún no ofrece una forma de juego vistosa y sufre los problemas defensivos expuestos en cada partido. Esta derrota lo hizo permanecer en la tercera colocación con 37 puntos, la misma cantidad que el Rossonero.

E - GRUPO CLAN