Colón le ganó sobre la hora a Peñarol en su vuelta a la Copa Libertadores tras 12 años

Colón de Santa Fe se impuso esta noche de martes ante Peñarol de Montevideo por 2-1 sobre el partido que se disputó en su estadio Brigadier Estanislao López y marcó su regreso a la Copa Libertadores después de 12 años.

El ingresado Facundo Farías quebró la igualdad a los 45 minutos del segundo tiempo cuando el reparto de puntos tomaba estado de sentencia en la apertura del Grupo G que también integran los paraguayos Olimpia y Cerro Porteño.

El local se puso en ventaja a los 31 minutos a través del «Pulga» Luis Rodríguez y la visita empató transitoriamente con un tanto de Pablo Ceppelini a los 24 del segundo período.

Colón jugó un buen primer tiempo y la diferencia parcial de un gol tuvo sabor a poco al comparar rendimiento y cantidad de situaciones de gol respecto de un Peñarol alejado de sus mejores versiones coperas históricas.

Christian Bernardi, el «Pulga» Rodríguez y Lucas Beltrán le dieron profundidad al ataque «sabalero», bien complementados desde atrás por un activo Rodrigo Aliendro.

Antes de la apertura del marcador, los zagueros del equipo uruguayo protagonizaron una doble salvada milagrosa para sostener el cero en su arco: «Cachila» Arias bloqueó un remate de Rodríguez, después de una gambeta a Kevin Dawson, y enseguida Edgar Elizalde tapó con el pecho el rebote capturado por Bernardi.

Ambos tuvieron revancha un rato después cuando el exInstituto ingresó al área con pelota dominada, remató cruzado y Rodríguez recogió de cara al arco el despeje a medias del guardameta de Peñarol.

Foto Luis Cetraro

(Foto: Luis Cetraro).

El «Carbonero» padeció el partido hasta el descanso y recién en el segundo tiempo pudo acomodarse mejor en simultáneo al deterioro del funcionamiento, que ya no encontraba conexión ni espacios entre sus hombres de ataque.

Con el correr de los minutos, la visita ocupó el campo rival y encontró en el costado derecho de la defensa santafesina una vía para acercarse al área, aunque sin demasiado peligro.

Por ese sector, el ingresado Brian Mansilla ensayó una jugada personal a pura gambeta que se diluyó en primera instancia y renació de inmediato con una recuperación del mismo futbolista, que asistió a Ceppelini para la sorpresiva igualdad.

Leonardo Burián nada pudo hacer con su remate colocado con cara interna al palo izquierdo, lo que produjo el estadillo del nutrido grupo de uruguayos que acompañó al tetracampeón sudamericano en el Cementario de los Elefantes.

Con 20 minutos por delante, Falcioni apostó fuerte con el ingreso de Ramón «Wanchope» Ábila que se sumó a la inclusión de Farías en el instante previo al 1-1.

Foto Luis Cetraro

(Foto: Luis Cetraro).

Producto del apuro, Colón atacó con menos lucidez que en la primera parte pero aún así tuvo sus ocasiones con el propio «Wanchope» y Bernardi, una de las figuras del partido con su constante peligrosidad dentro del área.

La victoria, al fin, llegó sobre el filo del tiempo reglamentario y de un lateral frente al área de Peñarol. Paolo Goltz peleó el envío aéreo entre dos rivales y la pelota le cayó a Farías, que dejó parado a Dawson con un disparo rasante al palo derecho.

Colón sumó sus primeros tres puntos y quedó al frente del Grupo G por el empate en el superclásico paraguayo disputado en Asunción. El martes próximo visitará a Cerro Porteño en la Nueva Olla y Peñarol será local de Olimpia en un tradicional cruce copero.

Scroll Up