Debut amargo para João Félix en Chelsea: planchazo, expulsión y dura derrota ante Fulham por la Premier League

El debut de João Félix en el Chelsea se transformó en una pesadilla. La urgencia del equipo conducido por Graham Potter generó que el futbolista fuera titular un día después de haber sido presentado como refuerzo de los Blues, pero la actuación del diamante portugués finalizó antes de tiempo, ya que se fue expulsado en el complemento de lo que terminó siendo derrota por 2-1 ante Fulham en un encuentro pendiente por la fecha 7 de la Premier League.

 

A pesar de que debía disputarse en la segunda semana de septiembre pasado, el fallecimiento de la reina Isabel II ocasionó la suspensión de toda la fecha hasta este momento. El partido sirvió para abrir el telón de la jornada postergada en Craven Cottage entre dos equipos con realidades distintas. El conjunto que llegó esta temporada a la máxima categoría recibía a un elenco que había vencido en 1 de sus últimos 7 duelos. Estas realidades se evidenciaron a los 24 minutos de la etapa inicial con una pérdida del lateral Lewis Hall en el primer cuarto de la cancha. La acción provocó un centro pasado, que pasó por las cabezas de todos los defensores hasta que llegó a los pies de Willian. El extremo de 34 años con pasado en el Corinthians encaró, enganchó, amagó y remató un disparo que se desvió en Trevoh Chalobah para que el balón ingrese pegado al palo izquierdo de Kepa, quien observó la jugada como un espectador de lujo.

El elenco comandado por Potter fue ampliamente superior en llegadas bajo los tres palos. Con un total de 10 tiros contra la portería de Bernd Leno, su principal enemigo fue la ineficacia. Uno de esos intentos fue protagonizado por la flamante incorporación a seis del final del primer tiempo tras una recuperación de Kai Havertz. Luego de cerrar en desventaja los primeros 45 minutos, Chelsea no debió esperar tanto para poner la paridad en el resultado. Al minuto del complemento, un tiro libre de Mason Mount rebotó en el palo y le quedó a Kalidou Koulibaly para lograr su primer gol con esta camiseta en 19 partidos.

El escenario había cambiado en favor del conjunto que lucha por regresar a los primeros puestos del campeonato, pero 600 segundos más tarde volvería a empatanarse el trámite. Un mal control de João Félix generó una fuerte entrada contra Kenny Tete. El delantero de 23 años disputó una pelota dividida, llegó tarde y, aunque intentó bajar la pierna, impactó los tapones contra la zona de la tibia y peroné de su rival. El árbitro David Coote le mostró la tarjeta roja directa, la primera de su carrera. Anteriormente, había recibido otra expulsión, pero por doble amarilla el 18 de septiembre pasado contra el Ahtletic Club de Bilbao por La Liga de España.

A pesar de tener un hombre menos, los londinenses continuaron profundizando su superioridad contra los Whites. Fue así que, a los 63, Havertz tuvo un mano a mano contra Leno, pero la cara del arquero alemán desvió la pelota al córner. Tantas ocasiones desperdiciadas reflotó un viejo axioma del fútbol: los goles que se erran en el arco de enfrente se sufren en el propio.

La conexión brasileña continuó intacta porque, al tanto de Willian, se sumó un centro de Andreas Pereira, la duda del guardameta español en salir para cortar el envío y el cabezazo fulminante del sudamericano Carlos Vinicius para hacer delirar a los hinchas presentes a 18 minutos del final. Los instantes transcurrieron para ventaja del dueño de casa, que debió sufrir hasta una de las últimas jugadas. Un remate cruzado del propio Havertz paralizó los corazones de los fanáticos, pero Leno volvió a hacerse inmenso para tomar el balón sobre el caño izquierdo y atesorar una victoria muy valiosa, que deja al Fulham en la sexta colocación con 31 puntos, en puestos de clasificación a la UEFA Europa League.

En contraparte, Chelsea vive uno de sus peores momentos en siete temporadas. La última vez que cerró fuera de los primeros 5 lugares fue en el curso 2015/16, cuando había quedado décimo. Actualmente, ocupa esa posición con 25 puntos sumado a que perdió contra un rival directo en su ambición de jugar alguna competición internacional en la próxima temporada.

Para su próximo enfrentamiento del domingo ante Crystal Palace como local ya sabe que no podrá contar con Felix, un jugador que firmó proveniente del Atlético de Madrid solamente por un semestre en una cesión sin opción de compra. La institución inglesa se hará cargo por completo de su sueldo, equivalente a seis millones de euros. “Hola fanáticos del Chelsea, estoy muy contento de estar en este club y espero verlos pronto en Stanford Bridge”, había declarado en su llegada. Deberá esperar unos días más para ese encuentro.

E - GRUPO CLAN