La tenista que le declaró su amor a Messi se recuperó del estrés extremo y volvió a brillar en Australia

Victoria Azarenka alcanzó el número uno del tenis en 2012. Pero al poco tiempo se divorció de su marido, Billy McKeague, y entró en batalla legal por la custodia de su hijo, lo que le provocó un estrés extremo. Eso hizo que dejara de competir de manera profesional y recién en 2019 pudo volver a una final en Monterrey.

Con el tiempo, volvió a sentirse segura y con un nivel superlativo. Hoy, a los 33 años, ubicada en el vigésimo cuarto puesto del ranking, la jugadora nacida en Minsk volverá a jugar las semifinales del Abierto de Australia, primer Grand Slam del calendario tras diez años.

Derrotó a una de las máximas favoritas, la estadounidense Jessica Pegula (3°), por 6-4 y 6-1, en la que fue su primera victoria frente a una Top 5 en un major desde las semifinales del US Open 2012 (vs. Sharapova).

Y, ahora, jugará por un lugar en la final de este sábado a la campeona vigente de Wimbledon, la kazaja Elena Rybakina (25°).

A los 33 años, la tenista volverá a disputar las semifinales del primer Grand Slam del calendario luego de una década.
A los 33 años, la tenista volverá a disputar las semifinales del primer Grand Slam del calendario luego de una década.Por: REUTERS

Victoria Azarenka: admiradora de Lionel Messi desde hace más de una década

“Messi te amo para siempre”, escribió la tenista en su cuenta de Twitter el último 18 de diciembre, tras el título de la Copa del Mundo de la Selección argentina en Qatar 2022. Hasta le dedicó mensajes al arquero Dibu Martínez (“Martínez you are a boss”). Durante este Abierto de Australia ingresa en los partidos con la camiseta de París Saint-Germain, equipo que tiene el mismo sponsor de indumentaria que el club francés donde actúa Messi.

Emoción: Azarenka ganó y fue a la conferencia con su hijo, por quien libró una dura batalla judicial

La tenista bielorrusa Victoria Azarenka protagonizó el momento más emotivo en lo que va del Abierto de Australia cuando tras vencer a Elina Svitolina en la segunda ronda fue a la conferencia de prensa junto a Leo, su hijo, por cuya custodio libró una dura batalla judicial con el padre del niño.

Leo nació el 19 de diciembre de 2016 y al año siguiente la tenista se separó de Billy McKeague, a partir de lo cual protagonizó una conmovedora lucha por la tenencia del menor. El litigio mantuvo a quien fuera N°1 del mundo durante 51 semanas, entre 2012 y 2013, fuera del tenis por un año.

Es que mientras se llevó a cabo el proceso judicial, un juez determinó que el niño no podía salir de California, por lo que la tenista permaneció en ese estado norteamericano y canceló por entonces su carrera, la que la obligaba a viajar para cumplir con los compromisos del calendario de la WTA.

“No es simplemente ser una mamá. La vida no se detiene, de hecho mi vida empezó cuando me volví una madre”, supo decir cuando le preguntaron cómo hacía para complementar su carrera profesional con el rol de madre.

En este mismo escenario, comentó: “Espero que para mi hijo sea inspirador el hecho de que yo todavía siga haciendo lo que me gusta y que trabajo duro para eso. Yo quiero ser un ejemplo para mi hijo y estoy segura de que las otras mamás también comparten ese mismo sentimiento”.

Hoy Azarenka, de 33 años, camina de la mano con su hijo adonde quiera que vaya y juntos se llevaron todos los flashes en Australia.

E - GRUPO CLAN