A un año del acuerdo con el FMI, se cumplió la meta fiscal pero la falta de dólares enciende alarmas para 2023

El 28 de enero de 2022, tras largos meses de negociaciones, el Gobierno anunciaba el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar la deuda de casi US$45.000 millones. Casi un año después, el Ministerio de Economía comunicó que “sobrecumplió” la meta fiscal a partir de un fuerte ajuste del gasto público y el impulso del dólar soja.

Según los datos del Palacio de Hacienda, en 2022 se registró un déficit primario del 2,4% del PBI, apenas por debajo del 2,5% acordado. De esta forma, y aunque resta la oficialización por parte del organismo que conduce Kristalina Georgieva, la administración nacional se aseguró un desembolso de US$5800 millones en marzo.

Este año, con una meta prevista del 1,9% del PBI, el horizonte asoma complicado para el ministro Sergio Massa y el equipo económico. El año ya encendió sus primeras alarmas en cuanto a la generación de dólares, y la primera gran preocupación pasa por la sequía que afecta a varias zonas del país. Mientras redobla la presión por medidas que ayuden a morigerar el impacto negativo en la cosecha, el campo ya advierte que no aportará las divisas esperadas para el ejercicio 2023.

Por otro lado, se trata de un año electoral, que suele acarrear una mayor demanda de dólares y los consecuentes gastos adicionales que inevitablemente se presentan en los períodos de recambio de autoridades.

En cuanto a los números difundidos esta semana, el Ministerio de Economía informó que “en diciembre, el Sector Público Nacional registró un déficit primario de $502.128,2 millones. Así, entre enero y diciembre se acumuló un déficit primario de $1.955.140,8″.

De este modo, se alcanzó un déficit primario de 2,4% del PBI, que “representa el sobrecumplimiento de la meta fiscal establecida en el Programa de Facilidades Extendidas para el Sector Público Nacional No Financiero (2,5% del PBI)”, remarcó un comunicado del Palacio de Hacienda.

Sergio Massa junto a Kristalina Georgieva, titular del FMI. (Foto: Ministerio de Economía)
Sergio Massa junto a Kristalina Georgieva, titular del FMI. (Foto: Ministerio de Economía)

Fuerte ajuste en el gasto y “contabilidad creativa”: las razones de la reducción del déficit, según consultoras y economistas

La reducción del déficit primario fue explicada casi en su totalidad por un fuerte ajuste en el gasto primario, tal como coinciden consultoras y economistas. En diciembre, el rojo se redujo a la mitad en términos reales en su comparación interanual, según un informe de Ecolatina.

“El Sector Público Nacional No Financiero (SPNF) registró un déficit primario de $502.128 millones en diciembre (excluyendo los ingresos por colocaciones primarias de deuda, que superan el 0,3% del PIB permitido en el programa EFF con el FMI)”, mencionaron en el estudio. “A su vez, con unos intereses que rozaron los $244.000 millones, el déficit financiero en el último mes del año se ubicó en $745.717 millones”, ampliaron.

A un año del acuerdo con el FMI, se cumplió la meta fiscal pero la falta de dólares enciende alarmas para 2023

Isaías Marini, de Econviews, consideró que el déficit es “tramposo” y “con mucha contabilidad creativa (en parte permitida) y gastos pisados en diciembre”. Y estimó que “sin contabilidad creativa (expresión que utilizó para referenciar al dólar soja y otras medidas que sirvieron para engrosar ingresos)”, el déficit hubiera alcanzado “hasta 3.38% del PBI”.

E - GRUPO CLAN