Advierten sobre una “catástrofe tambera” porque se agotaron las reservas de alimento para los animales

La Mesa Agropecuaria Provincial bonaerense solicitó “con urgencia” una audiencia a Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario del gobierno de Axel Kicillof, para plantearle la crítica situación del sector tambero. El impacto de la sequía provoca dificultades para alimentar a los animales y buscan morigerar el impacto de lo que consideran una “catástrofe tambera”.

El pedido de ayuda a las autoridades provinciales fue realizado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) junto a cuatro cámaras lecheras: APL (Asociación de Productores lecheros), Caprolecoba (Cámara de productores de leche de la cuenca oeste de la provincia de Buenos Aires), USV Abasto (Cámara de productores de leche de la cuenca Abasto) y Cuenca Mar y Sierras.

La sequía reinante y las dificultades para mantener alimentado al rodeo lechero provincial han llevado a la lechería a una compleja situación. Aseguran que tienen dificultades para mantener alimentado al rodeo y se agotaron las reservas de alimento para los animales.

La situación es crítica, la sequía impacto en las pasturas. La lechería espera soluciones rápidas.
La situación es crítica, la sequía impacto en las pasturas. La lechería espera soluciones rápidas.

Las entidades le han solicitado en carácter de “urgente” al ministro Rodríguez una audiencia para plantearle la crítica situación que padecen los tambos bonaerenses”. Piden la intervención del funcionario para “disponer de asistencia extraordinaria desde la Provincia y que se solicite la “convocatoria a la brevedad del Consejo Federal Lechero, ámbito en el cual se deben buscar paliativos frente a la realidad que asistimos”.

Los tambos ya no tienen alimentos para el rodeo

Carbap remarcó que “la mayor parte de los tambos bonaerenses se han quedado sin alimento: se agotaron las reservas y se ven obligados a traer forraje de otras provincias”.

La situación “ha generado una oferta que es cada vez más exigua y más cara”. En línea con el impacto de la sequía también afirmaron que en muchos sectores del territorio bonaerense no han podido sembrar nada de la campaña de granos gruesos.

Cientos de tambos están en riesgo en Buenos Aires, equivale a miles de puestos de trabajo potencialmente destruidos y pérdidas millonarias presentes y futuras”, puntualizaron.

Por la crisis productiva provocada por la sequía, APL (Asociación de Productores lecheros), Caprolecoba (Cámara de productores de leche de la cuenca oeste de la provincia de Buenos Aires), USV Abasto (Cámara de productores de leche de la cuenca Abasto) y Cuenca Mar y Sierras- le han solicitado con urgencia una reunión al ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez.
Por la crisis productiva provocada por la sequía, APL (Asociación de Productores lecheros), Caprolecoba (Cámara de productores de leche de la cuenca oeste de la provincia de Buenos Aires), USV Abasto (Cámara de productores de leche de la cuenca Abasto) y Cuenca Mar y Sierras- le han solicitado con urgencia una reunión al ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez.

Semanas atrás, la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) también había manifestado su preocupación por la grave situación que atraviesa el sector lácteo, asegurando que se encuentran en una “crítica situación”.

Describen distintas causas: el impacto del tercer año de intensa sequía, las heladas tardías, la baja de precios internacionales de leche en polvo, la suba de costos de la ración de las vacas, primero por la guerra de Ucrania y luego por efecto del dólar soja. Además, destacaron que “los precios de los productos están atados a la pauta oficial del 4% mensual y los costos en dólares (cartón, plásticos, repuestos) suben al compás de la pauta de devaluación del dólar oficial (6% mensual).

Según datos de APYMEL, ya cerraron unos 400 establecimientos en lo que va del año. Además sostienen que el precio de la leche es “el más bajo en 20 años” y no alcanza para evitar que los tambos más chicos deban cerrar sus puertas.

E - GRUPO CLAN