Guzmán convocó las audiencias para aumentar las tarifas y avanza en el acuerdo con el Fondo

Martín Guzmán avanza en el aumento de las tarifas de servicios públicos en medio de la tensión con el kirhnerismo para cumplir con el acuerdo con el FMI.

La Secretaría de Energía que depende del ministerio de Economía le puso fecha a las audiencias públicas para aumentar las tarifas de gas y electricidad por redes de la cual se desprende la correspondiente a la segmentación de subsidios. Las mismas se realizarán los días 10, 11 y 12 de mayo.

Las primeras versiones dedujeron que la convocatoria realizada fue un avance de Guzmán en la interna que sostiene con Basualdo, su subsecretario de energía eléctrica. Sin embargo fuentes cercanas afirmaron ante LPO que no fue precisamente la convocatoria lo que fogoneó las tensiones.

«Las audiencias públicas son un paso necesario y previsto por toda la cartera de energía, para Basualdo no fue ninguna sorpresa, de hecho esta totalmente al tanto de todo lo que se viene planteando desde economía, lo que discute la Subsecretaría es el esquema de segmentación tarifaria», dijeron las fuentes.

Según el Palacio de Hacienda, con su esquema de segmentación, la mayoría de los usuarios residenciales de Edenor y Edesur, excluidos quienes son beneficiarios de tarifa social que no van a percibir aumentos, las facturas de luz tendrían una corrección en promedio del 17% , y del 21.5% promedio sobre el valor actual de la factura para los usuarios de Gas de todo el país.

No obstante aclaran que las variaciones exactas variarán según cada categoría de tarifa residencial y también la región para los usuarios de Gas. Como contraparte, el 10% de usuarios de los Servicios de Gas y de Electricidad, con mayor capacidad de pago de la sociedad, dejará de recibir el beneficio de subsidio a la energía.

La mayoría de los usuarios del AMBA tendrán aumentos cercanos al 65%. Es más advierte que «por ejemplo, que para el periodo invernal se registrarían aumentos de más del 400% a usuarios residenciales del AMBA

En la resolución oficial donde Guzmán brinda los detalles de la segmentación se afirma que «Para los usuarios residenciales se considerará como criterio objetivo, una corrección tarifaria relacionada a la evolución de sus ingresos, representado por el coeficiente de variación salarial». Este mecanismo garantiza que las actualizaciones tarifarias siempre serán inferiores a sus aumentos salariales de los trabajadores registrados en blanco. Es aquí donde radican las críticas del kirchnerismo.

Horas antes de conocerse el llamado a audiencia pública se filtró un informe elaborado por la Subsecretaría de Energía Electríca que conduce Federico Basualdo con fuertes criticas a la lógica de economía para segmentar las tarifas.

El subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.

En la primeras páginas del documento se efectúa un detalle de los costos y subsidios a las empresas energéticas. Luego pasa analizar la propuesta de aumento tarifario que se acordó con el Fondo Monetario Internacional.

Según este informe, en los hechos la mayoría de los usuarios del AMBA tendrán aumentos cercanos al 65%. Es más advierte que «por ejemplo, que para el periodo invernal se registrarían aumentos de más del 400% a usuarios residenciales del AMBA».

 

Por su parte los grandes usuarios «también tendrían un impacto superior al 90% en el periodo invernal«. Cabe recordar que los grandes usuarios no cuentan subsidios.

Respecto a la quita de subsidios al decil mas rico, Basualdo afirma que que el Estado no cuenta con los mecanismos para tal fin. «No se sabe cómo se va a identificar dichos usuarios y qué organismo va a proveer la información de ingresos para que sea objetiva. No hay un mecanismo establecido aún para lograr el acceso a la información de la AFIP. La base de usuarios de Servicios Públicos de todo el país se encuentra desactualizada, lo cual representa un obstáculo insalvable al programa acordado con el FMI y tampoco está definido si los ingresos van a ser por usuario o grupo familiar», cuestiona Basualdo

Además desde la Secretaria de Energía desestiman el impacto en la reducción de subsidios energéticos acordado con el FMI. «Los subsidios no son solo sobre las tarifas a los usuarios, el Gobierno subsidia a las petroleras reconociendo un precio del barril en dólares 10 veces superior al costo de producción. Con esto precios internacionales, destinar menos a cubrir tarifas es casi irrisorio» explicaron fuentes de la cartera.

Scroll Up