Lencería, transparencias y cut out: la moda del 2023 invita a lucir el cuerpo

La moda del 2023 invita a lucir el cuerpo. Las prendas lenceras y el tejido vaquero desgastado serán dos de las apuestas protagonistas, aunque también habrá lugar para los trajes de chaqueta con hombros marcados, los patrones arriesgados y las prendas minimalistas.

Las prendas en versión mini, los colores, brillos y estampados cobrarán fuerza en el armario femenino y masculino, una tendencia que jugará con otras más formales, como el traje de chaqueta y la estética minimalista.

Sastreria y transparencias para Dolce & Gabbana. (Foto:  Andreas SOLARO / AFP).
Sastreria y transparencias para Dolce & Gabbana. (Foto: Andreas SOLARO / AFP).

El traje sastre se ocupará de resaltar la silueta marcando hombros y estrechando cintura, “lo que se conoce como silueta en reloj de arena”, explica el diseñador Alejandro Gómez Palomo, alma de la firma española “Palomo Spain”.

Diseñadores, firmas y estilistas internacionales proponen prendas y conjuntos desenfadados cada vez más desnudos, “en los que la lencería se convierte en los básicos principales”, añade el creador.

Kylie Jenner apostó por un vestido con efecto corset en la after party de la Met Gala. (Foto: Instagram/@kyliejenner)
Kylie Jenner apostó por un vestido con efecto corset en la after party de la Met Gala. (Foto: Instagram/@kyliejenner)

Efecto lencería, la consigna más fuerte

Así, el vestido de aire lencero, conocido como “slip dress” será el auténtico protagonista, más si es de satén y cuenta con delicado encaje.

Firmas como Gucci, Dior, Calvin Klein o Chanel toman la lencería femenina como punto de partida para construir prendas que normalizan la sexualidad de la mujer mediante sujetadores, ligas y camisones convertidos en prendas de calle.

Cazzu sorprendió con un llamativo equipo en denim y tanga a la vista. (Foto: Instagram/@cazzu)
Cazzu sorprendió con un llamativo equipo en denim y tanga a la vista. (Foto: Instagram/@cazzu)

El belga Glenn Martens, diseñador de la firma Diesel, propone pantalones vaqueros de tiro bajo que dejan al descubierto una lencería, es como si los vaqueros llevaran incluida la ropa interior.

Una idea que siguen muchos creadores para dejar a la vista aquello que normalmente no se ve. Juegan a desnudar las prendas. Esta moda con notas eróticas se refuerza con diseños que dejan aflorar el triángulo del tanga sobre pantalones de cintura baja o vestidos de escote trasero.

Dua Lipa: total denim y tanga a la vista con transparencias. (Foto: Instagram/@dualipa)
Dua Lipa: total denim y tanga a la vista con transparencias. (Foto: Instagram/@dualipa)

Las transparencias, estrellas del 2023

Las transparencias ocuparán un lugar destacado, especialmente si están colocadas en lugares estratégicos, “pero la firma Schiaparelli da un paso más y apuesta por lucir el cuerpo con un efecto tipo simulacro, y Balmain defiende el vestido con efecto desnudo con estampaciones de obras de arte universales”, recuerda la estilista y experta en comunicación de moda Pepa Fernández.

Shakira con un impactante vestido con transparencias para la campaña de Burberry. (Foto: @burberry)
Shakira con un impactante vestido con transparencias para la campaña de Burberry. (Foto: @burberry)

Las nuevas tendencias anuncian que el chaleco cambia de posición y se coloca a modo de “top” abotonado y sin nada debajo, un estilo de que encaja con el nuevo minimalismo, una moda que nació en los 90 y que en el nuevo año toma impulso con vestidos sencillos, sin adornos y con patrones impecables.

Mocasines y look sporty en alza

El calzado plano gana puntos y se sitúa como el favorito. Los mocasines pisarán fuerte en distintas versiones y colores, desde los clásicos hasta otros con más carácter con suela “track”, pero siempre con calcetines, “si son blancos, mejor”, añade Fernández.

El look sporty de Lali con calzas ciclistas. (Foto: Instagram/lalioficial)
El look sporty de Lali con calzas ciclistas. (Foto: Instagram/lalioficial)

Es el caso de la ropa deportiva: se lleva con todo. Se puede mezclar un jogging con una remera o pantalones de noche con zapas deportivas. Las variaciones y combinaciones serán infinitas.

La sastrería, transgresora

La sastrería se muestra transgresora. “El universo de la corbata se transformará en un mundo de luz, color y alegría”, añade este creativo que apuesta por mono, en versión largo o corto, y los “shorts” combinados con polos, camisetas de tiradores en versión sexy, prendas de punto crochét, camisas de malla, chalecos entallados y por supuesto “crop tops” -camiseta con la parte inferior cortada que permite mostrar parte de los abdominales-.

Sastrería y crop top, la nueva mezcla. (Foto: EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON
Sastrería y crop top, la nueva mezcla. (Foto: EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

Para la temporada más fría, los abrigos de pelo, una prenda que se combina con vaqueros de ancho XXL y cintura baja (dejando en la mayoría de ocasiones la marca de la ropa interior a la vista) hasta los pantalones cargo “oversize”.

Los colores dorado y plata se suman al armario masculino y los accesorios también ofrecen riesgos. Riñoneras de pelo, gorros de piel, bufandas de plumas, mocasines con calcetines blancos, cinturones de colores y gorras con pedrería y broches en las solapas.

Una tendencia que fusiona estilo con practicidad: la bandolera. (Foto: Grupo Mass)
Una tendencia que fusiona estilo con practicidad: la bandolera. (Foto: Grupo Mass)
E - GRUPO CLAN