La guerra en Ucrania podría «durar meses, incluso años», según la OTAN

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, sostuvo este miércoles que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, no renunció a apoderarse de toda Ucrania y alertó que la guerra podría durar «meses, incluso años».

«Tenemos que ser realistas. La guerra puede durar mucho tiempo, varios meses, incluso años. Es la razón por la cual tenemos también que estar preparados para un largo recorrido, tanto en lo que concierne al apoyo a Ucrania, como en el mantenimiento de las sanciones y el fortalecimiento de nuestras defensas», expuso Stoltenberg antes del inicio de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Alianza Atlántica.

Y añadió que no se ve «ningún indicio según el cual Putin habría cambiado su objetivo de controlar el conjunto de Ucrania».

La OTAN se ha mostrado abierta a enviar armamento pesado a Ucrania por primera vez desde el inicio del conflicto ante el potencial recrudecimiento de la invasión rusa y de que la guerra se dilate en el tiempo.

En tal sentido, Stoltenberg, consideró que Kiev necesita «con urgencia» más apoyo militar ante la nueva fase en la que entra el evento bélico con el reagrupamiento de las tropas rusas y la potencial ofensiva contra la región del Donbass.

«Es importante que los aliados estén listos para reforzar la asistencia a Ucrania tanto con sistemas pesados, como ligeros. Esto tiene un efecto cada día en el terreno», amplió al ser preguntado si la OTAN mandará tanques a Ucrania.

El ex primer ministro noruego defendió el envío de armas antitanques, sistemas defensivos aéreos y distintos dispositivos avanzados de armas.

«La totalidad de lo que hacen los aliados es significativo e incluye sistemas ligeros y pesados», reforzó Stoltenberg, citado por las agencias de noticias AFP y Europa Press.

El jefe político de la OTAN reiteró que los aliados deben mantener el apoyo a Ucrania, sostener las sanciones y fortalecer sus propias defensas ante la amenaza que representa Moscú, después de que Putin «haya mostrado su voluntad de recurrir a la fuerza para conseguir sus objetivos».

Una reunión del G7 está prevista en la sede de la OTAN al margen de la reunión de la Alianza del jefe de la diplomacia japonesa Yoshimasa Hayashi.

El refuerzo de las sanciones impuestas a Rusia será el principal tema del cónclave.

Foto AFP

Foto: AFP

El 24 de febrero pasado Rusia lanzó una ofensiva militar en Ucrania bajo la justificación de que el gobierno de Kiev venía cometiendo crímenes contra los habitantes de dos provincias rusoparlantes en la región del Donbass a las que, previamente, Moscú había reconocido como Estados independientes.

El reclamo del Kremlin incluye la violación por parte de Ucrania de los Acuerdos de Paz de Minsk, de 2014 y 2015, que obligaban a Kiev a darle a esas dos provincias -Lugansk y Donetsk, que en sendos referendos votaron por separarse de Ucrania- autonomía y posibilidades de elegir sus propias autoridades regionales.

Ucrania, en cambio, afirma que con la operación militar Rusia pretende arrasar con la cultura y la historia ucraniana, y derrocar al presidente Volodomir Zelenski para promover que llegue al poder un dirigente cercano a Moscú.

Scroll Up