Allanaron el departamento del bailarín de Tini Stoessel detenido en una causa por estafas virtuales

La DDI de San Isidro allanó la casa de Axel Egestti, el bailarín de la cantante Tini Stoessel que fue detenido en Puerto Madero. El joven de 25 años está acusado de realizar reiteradas estafas a través de ventas online.

De acuerdo a lo que pudo saber TN de fuentes judiciales, el hecho que terminó en la detención del bailarín sucedió en mayo de 2022.

Cómo estafaba el bailarín de Tini Stoessel

Bajo la cuenta de Instagram Buenos Aires Ciudad Gamer (@bsasciudadgamer), el imputado realizó una serie de ventas de artículos tecnológicos durante el “Hot Sale” en mayo de 2022. Sin embargo, los clientes denunciaron que pagaron los productos y nunca los recibieron.

Cuando los usuarios comenzaron a reclamarle, el vendedor jamás respondió los mensajes a los compradores y pocos días después la cuenta fue cerrada. Esa maniobra fue denunciada por alguno de los clientes que fueron estafados y los investigadores lograron identificar al implicado varios meses después.

El bailarín fue detenido el martes por la noche en Puerto Madero. (Foto: Facebook/Axel Egestti)
El bailarín fue detenido el martes por la noche en Puerto Madero. (Foto: Facebook/Axel Egestti)

Tras un operativo de búsqueda, los agentes de la Policía Federal, junto con la DDI de San Isidro, localizaron a Egestti en Puerto Madero. Esto fue después de que el bailarín subiera una foto mostrando su lugar de ubicación.

Este caso de estafas virtuales es uno de los que fue difundido en la pantalla de TN durante el segmento “Cazador de Estafas” a cargo del especialista en ciberseguridad Julio López.

“Ciudad Gamer era una plataforma que se montaba arriba de Instagram y hacía ventas de productos calientes que tienen a los chicos entretenidos en una fecha determina, como una silla gamer, joysticks, Play Station en los Hot Sale”, recordó López.

En ese contexto, detalló: “Crean una tienda que la promocionan a través de Instagram. Uno lo ve y tiene todas las características de ser un store real, pero cuando querés hacer la transacción no te permite hacerlo con tarjeta, sino que te manda a hacer una transferencia bancaria y ahí te estafan”.

En mayo del año pasado, López mostró cómo actúan las bandas delictivas a través de Instagram y Marketplace con el ejemplo de Juan José, un hombre que se contactó con TN para contar la estafa que sufrió a través de una de estas plataformas.

En aquel momento, la víctima encontró un producto a muy buen precio, pagó por ello y nunca le llegó. Juan José había visto en la cuenta @ciudadgamer_ar de Instagram unas luces Led para su hijo y mediante un mensaje directo le enviaron un enlace para comprarlo en la página.

Allí mismo vio, entre otros productos, el que buscaba. Lo seleccionó, puso su domicilio y eligió la forma de envío: todas las plataformas privadas de envío hacían la entrega de manera gratuita.

Algunos de los chats que el estafador jamás respondió.
Algunos de los chats que el estafador jamás respondió.

Al llegar al momento de pagar, el vendedor le pasó a Juan José datos de un CBU de Brubank, CUIT y demás. El mensaje le pedía que una vez que efectuara el pago, enviara el comprobante por la mensajería de Instagram o por mail así procedían al envío. Esto lo siguió al pie de la letra y nunca más supo de ellos. Luego, Juan José encontró otra cuenta, cuyo usuario era @ciudadgamer_estafa, en la que aparecían muchos casos como el de él.

Estafas virtuales: cómo actuaba Axel Egestti, el bailarín de Tini Stoessel

  • Los clientes confiaban en que @Ciudadgamer_ar tenía como 68 mil usuarios que los seguían. En el caso de Juan José, no sabía que los seguidores se compran de a miles y es lo que hizo esta cuenta. Posteriormente verificó los perfiles de los seguidores y se dio cuenta de que eran falsos.
  • También eran falsas @ciudadgamer_ar, que antes fue @gamestudio.shop, @ciudadgamer_, @gaminproarg, @tugamingshoparena. La cuenta iba mutando su nombre porque iban cayendo compradores estafados.
Los múltiples nombres de ciudad gamer.
Los múltiples nombres de ciudad gamer.
  • Desde Ciudad Gamer lo llevaban a un sitio web bien diseñado y cargado de productos de oferta bajo el dominio shopify.com., un reconocido marketplace donde los comerciantes pueden rentar su espacio.
  • Los datos para transferir eran de una persona, con nombre y apellido, además del CUIT. Esto les daba la seguridad de que había un responsable al cual reclamar. Lo que no supieron los clientes nunca es que era el tercer cambio de titular del CBU porque los anteriores fueron dados de baja por fraude.

E - GRUPO CLAN