El crudo testimonio de la mamá de Báez Sosa: “Cuando veo cómo fue el ataque quiero tirarme sobre mi hijo”

“Yo como madre siento que no sienten culpabilidad. Pareciera que están en su mundo. Uno los mira y no lo puede creer porque son chicos de la edad de Fer que tendrían que estar disfrutando con sus familias”, dijo Graciela Sosa este viernes, refiriéndose a los ocho rugbiers acusados por el asesinado de su hijo, Fernando Báez Sosa.

En el quinto día del juicio, la madre de Fernando tuvo un breve diálogo antes de ingresar a los Tribunales de Dolores. Señaló cuánto dolor le causa la ausencia de su hijo. “Ya estaría en tercer año de abogacía, ya estaría trabajando y siendo feliz con nosotros. El día a día es muy difícil porque sentimos que tenemos esa necesidad de estar con Fer abrazándolo, compartir un domingo de familia. No tuvimos más Navidad, Año Nuevo, Día de la Madre, Día del Padre, nada”, lamentó.

Contó, además, el calvario que está viviendo estos días. “Hay momentos en que estoy en el juicio y me siento re mal al ver esos videos”, aseguró y sumó: “Cuando veo esas imágenes, siento esa necesitad de lanzarme sobre mi hijo y cubrirlo con mi cuerpo. Es muy difícil”.

Sosa dejó claro que no quiere que los padres de los imputados tengan ningún tipo de contacto con ella: “Como yo no los conozco a ellos, espero que no se me acerquen porque por ahí se me acercan y me dan un abrazo sin saberlo. A esta altura yo ya no espero nada. Estoy tranquila y cuanto más lejos, mucho mejor”, afirmó.

Tomás Bidonde y Graciela, la mamá de Fernando Báez Sosa. (Foto: Twitter/@domenech_news)
Tomás Bidonde y Graciela, la mamá de Fernando Báez Sosa. (Foto: Twitter/@domenech_news)

Por otro lado, agradeció a los testigos que declararon el jueves, entre ellos a Tomás Bidonde, quien le ofreció disculpas por no haber podido ayudarlo. “Me emocioné mucho cuando ese chico se me acercó me dio un abrazo y me pidió perdón. Yo no tengo nada que perdonarle, al contrario, le agradezco muchísimo que venga a dar su testimonio por Fernando y le dije que fuera muy feliz”, aseguró.

Graciela también contó que le agradeció a Virginia Pérez Antonelli, la joven que le practicó RCP a su hijo: “Le agradecí muchísimo por haber querido salvar la vida de Fernando”.

“Son momentos difíciles escuchar estos testimonios, no es fácil. Cómo lo asesinaron, cómo le tendieron esa emboscada a mi hijo, nadie podía salvarlo porque ya él, estando en el piso inconsciente, le seguían dando patadas y patadas. Por eso, pido justicia por Fernando y para eso estamos acá fuertes, y espero que no haya otro Fernando”, cerró.

E - GRUPO CLAN