Alberto no cumple con el fallo de la Corte y además recortó medio punto de Coparticipación a la Ciudad

 Embarcado en el juicio político a los miembros de la Corte, Alberto Fernández dejó de pagarle el 0,55% que debía depositarle a la Ciudad por el traspaso de la policía por una ley del Congreso. El gobierno se arriesga a un embargo de sus cuentas en el Nación en febrero y Sergio Massa hace cuentas para ver de dónde sacará el dinero.

 

Denuncias penales y pedidos de juicio político corrieron por unos días el principal eje del fallo de la Corte que obliga a Nación a depositarle 2,95% de coparticipación a la Ciudad.

 

Hasta el 21 de diciembre pasado Horacio Larreta recibía todos los días por «goteo» el 1,40% de coparticipación. A ese número que se estableció hace décadas se sumó el 0,55% que sancionó el Congreso después del recorte de Alberto. Esa transferencia entraba a fin de mes y la Ciudad dejó de recibirla.

Alberto no cumple con el fallo de la Corte y además recortó medio punto de Coparticipación a la Ciudad

 

Tras anunciar que no haría caso a la cautelar, Alberto cambió de opinión y ofreció una solución que el gobierno porteño rechazó: depositar en una cuenta del Banco Nación bonos que vencen en 2031 y tienen baja aceptación en el mercado.

 

 

Con esa medida el gobierno nacional consideró que había cumplido con el fallo de la Corte y dejó de transferirle el 0,55% votado por el Congreso. Es por eso que desde el 22 de diciembre la Ciudad recibe el 1,4% de Coparticipación.

 

En el gobierno porteño rechazaron los bonos y se preguntaron cómo pudo hacer Alberto para abrir una cuenta en el Banco Nación a nombre de otra jurisdicción cuando en ningún momento la Ciudad dio su conformidad.

 

Enredado con las denuncias y el juicio político a los ministros del máximo tribunal, el Presidente parece haber perdido de vista la sanción que podría caberle a Nación por incumplir la cautelar. En la Ciudad sostienen que esa cuestión se resolverá en febrero cuando la Corte vuelva a la actividad. Quién sí está más preocupado es Sergio Massa. El ministro de Economía sabe que en cualquier momento caerá esa bomba.

 

Cada día que el Presidente no paga continúa ejecutando un delito, más allá de su propuesta de entregar bonos, una solución que Santa Fe aceptó para resolver un diferendo que ya había sido resuelto por la Corte. La gran diferencia con el caso actual es que la coparticipación de transfiere de manera diaria y en el caso de Santa Fe o San Luis se trataba de una deuda acumulada de Anses.

 

Massa intenta buscar una salida sin romper los vínculos con el kirchnerismo. La solución parece difícil, ya que Buenos Aires recibe 220 mil millones de pesos, 40 mil millones más de lo que la Corte le habilitó a la Ciudad. Pero de algún modo el dinero deberá aparecer. ¿Recortará obra pública o avanzará contra Axel Kicillof?

 

«Lo que quiere hacer Massa con juego y leliqs es un tema de Massa y el gobierno nacional. Juntos por el Cambio no va a avalar la creación de nuevos tributos. Ellos tienen que acatar el fallo, es una cuestión de voluntad política. Cómo no le pueden sacar la plata a Kicillof, no pagan», se quejaron desde el gobierno porteño.

E - GRUPO CLAN