Con una pulseada por un bono a privados, el Gobierno vuelve a reunir a sindicalistas y empresarios

En el marco de una batalla por ahora sin efectos contra la inflación, el Gobierno volverá a reunir esta semana a los representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Unión Industrial Argentina (UIA). El encuentro anticipa una pulseada entre los gremios y el empresariado por un bono para los trabajadores privados, mientras se estima un dato de inflación del 6% para marzo.

El jueves pasado, sin previo aviso y tras una semana de incertidumbre, Gobierno, la CGT y la UIA acordaron finalmente “institucionalizar” una mesa tripartita de trabajo. De la reunión participaron los ministros de Economía, Trabajo y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán, Claudio Moroni y Matías Kulfas, respectivamente.

Por el lado empresarial estuvieron el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja; el secretario de la entidad, Miguel Ángel Rodríguez; y el director Ejecutivo, Diego Coatz; mientras que en representación del sector sindical asistieron dos de los tres secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, y el secretario general adjunto de la central obrera, Andrés Rodríguez.

Dos de los tres jefes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña (Foto: NA).
Dos de los tres jefes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña (Foto: NA).

Con el objetivo de avanzar en “medidas y coordinar acciones que permitan enfrentar de manera más efectiva el problema de la inflación, en particular en lo atinente al acceso a los bienes y servicios básicos”, empresarios, gremialistas y funcionarios acordaron volver a reunirse este martes 5 de abril. Y la mesa podría ampliarse próximamente, incorporando a sectores del comercio, la construcción, el agro y la economía del conocimiento.

El mismo jueves de la última reunión, el Gobierno había confirmado temprano que la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) pagará en abril un bono para jubilados que cobren el haber mínimo. El pago, extraordinario, sería de $6000. El anuncio le abrió la puerta a un reclamo.

Desde el sector sindical presionan ahora para discutir sobre la mesa tripartita la posibilidad de que las empresas afronten un bono a los empleados privados de similares características al que cobrarán los jubilados. El mismo reclamo iría para los empleados públicos: Andrés Rodríguez, que forma parte de la mesa, es además el secretario General del sindicato de estatales, UPCN.

La idea no tendría buena recepción, sin embargo, en el sector empresario, donde reclaman, en cambio, que se analice el eslabón “impositivo” de los precios, sobre todo en los alimentos, y buscar medidas que impliquen rebajas al menos para los salarios de menores ingresos, como por ejemplo la posibilidad de reducir el IVA para un grupo de productos clave.

Un bono buscaría mitigar el impacto de la suba de precios, pero no sería estrictamente una medida para intentar detener la fuerte escalada de precios.

En los últimos días, tanto el ministro de Trabajo, Moroni, como el de Desarrollo Productivo, Kulfas, buscaron bajarle la expectativa a la posibilidad de un bono -aunque sin descartarlo de plano- mientras las paritarias vayan más o menos en línea con la inflación.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja (Foto: Ministerio de Economía).
El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja (Foto: Ministerio de Economía).

“Las paritarias van a reabrirse las veces que sean necesarias para que superen la inflación”, sostuvo Moroni, aunque advirtió: “Si llega a haber un momento en que las paritarias se traben, el Gobierno va a aplicar las herramientas necesarias porque se mantiene la intención de que el salario real crezca. Yo no descarto usar otra herramienta. Si es necesario, lo haremos”.

En el mismo sentido, antes de la reunión de la mesa tripartita, Kulfas advirtió que no estaba bajo análisis aún un bono para trabajadores “porque hay una paritaria en curso entre cámaras empresariales y sindicatos”, pero también evitó descartarlo. Este sábado, el ministro dijo que durante el encuentro con la CGT y la UIA hubo “avances interesantes” y, sin mayores detalles, aseguró: “Esperamos en algunos días tener algunas medidas ya consensuadas”.

En el Gobierno no existen dudas de que la inflación de marzo fue superior a la de febrero (4,7%), y ya hay estimaciones que indican que habría cerrado en torno al 6%.

Mientras continúan las discusiones entre Gobierno, sindicatos y empresarios, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informará el Índice de precios al consumidor (IPC) de marzo el próximo miércoles 13 de abril. El propio secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, admitió que “va a dar muy mal”.

Scroll Up