En medio de la tensión entre Alberto Fernández y Cristina, Sergio Massa define su futura agenda política hacia el 2023

Son días de mucha actividad en la agenda de Sergio Massa y del Frente Renovador, el espacio que lidera. En plena tensión interna dentro del Gobierno, el presidente de la Cámara de Diputados trata de tender puentes, pero al mismo tiempo organiza a los dirigentes de su espacio de cara a 2023. En paralelo a su agenda institucional, Massa despliega una serie de reuniones partidarias con el objetivo de alinear su tropa y desmarcarse del rol de árbitro de la coalición gobernante. “Estamos preparando a nuestro ejército para salir a la cancha”, vaticina alguien de íntima confianza del tigrense.

Esta semana, Massa se reunió primero con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y con el presidente, Alberto Fernández, al día siguiente. En el marco de sus reuniones diplomáticas como autoridad de la Cámara Baja, el líder del FR había recibido el lunes al presidente chileno, Gabriel Boric, y el jueves a Marc Stanley, el embajador de Estados Unidos en Argentina. A ambos les regaló una camiseta de Tigre, que ya funciona como sello de su agenda internacional.

En poco menos de 10 días, Massa se mostró dos veces en público con la presidenta del Senado. Primero en el acto por Malvinas en el parlamento, el 2 de abril, y luego, durante el anuncio de un aumento de $20.000 a los trabajadores del Congreso Nacional.

Las fotos entre Massa y Cristina se dieron en medio de rumores sobre un mayor acercamiento entre ambos, que en el FR no lo niegan, pero lo matizan: “Si bien la relación personal mejoró, tienen un vínculo institucional que los une”.

Sin embargo, Massa estuvo al día siguiente en Olivos compartiendo un desayuno con el Presidente. Ese mismo viernes, ambos fueron juntos en helicóptero a la Rosada para tener una reunión en la que repasaron las iniciativas parlamentarias que el Ejecutivo quiere impulsar en el Congreso.

Sergio Massa y Alberto FernándezSergio Massa y Alberto Fernández

Hay un paquete de leyes que Alberto y el massismo motorizan con eje en la recuperación económica. Dentro de esa iniciativas sobresalen el proyecto de Ley Agroindustrial, el de Hidrocarburos, uno de blanqueo e incentivo al sector de la construcción, la Ley de Cannabis medicinal y un articulado que busca fomentar el turismo.

Los cónclaves massista y en Congreso del FR

El deseo de Massa de llegar al sillón de Rivadavia es conocido. Si bien se mantiene activo en la búsqueda de consensos internos, en su entorno admiten que “está re cansado del tironeo de todo el mundo”. En 2015 Massa fue candidato a presidente y alcanzó el 20% de los votos, en una elección marcada por la polarización. En 2019, el tigrense postergó su ambición presidencial para integrar el Frente de Todos. ¿La tercera es la vencida?

Esa pregunta deambula en los encuentros partidarios que despliega el FR por estas semanas. “Sergio está tomando un rol muy central en este momento, pero no queremos ser árbitros de ninguna disputa, queremos ganar la batalla”, le confiesa a Infobae un armador político del massismo. Más allá de la agenda de temas económicos como eje de su discurso público, en privado se tejen redes para potenciar la figura de Massa a un año de las elecciones ejecutivas. Los massistas ven que “Alberto no reacciona” y empiezan a moverse para impulsar al líder renovador.

Hace un par de semanas se reunieron legisladores y dirigentes del FR de la Primera y la Tercera sección electoral bonaerense. En esa línea, ayer hicieron lo propio la Sexta y la Segunda. Este domingo está previsto que se reúnan los referentes massistas de la Quinta, en tanto que la semana que viene será el turno de los cónclaves partidarios en la Cuarta y Octava sección. Massa no asiste a ninguno de los encuentros, pero los sigue a través de sus dirigentes de confianza, que le reportan el clima en cada lugar.

José “El Vasco” De Mendiguren, Malena y Sebastián Galmarini, Ricardo Lissalde (titular de AUBASA), el ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, son los principales actores que cuentan con la confianza plena de Massa y articulan redes en suelo bonaerense. Además, una decena de intendentes, dirigentes y legisladores provinciales del FR protagonizan los cónclaves y le reportan al presidente de Diputados.

Si bien el FR tiene representantes en todas las provincias, Buenos Aires es un territorio estratégico, donde se agrupa la mayor parte de su dirigencia y su caudal electoral. En este marco, en el massismo organizaban un Congreso partidario nacional para el 23 de abril, en Mar del Plata. El objetivo era fijar un posicionamiento del espacio en medio de las internas en el oficialismo. Pero decidieron postergar la cumbre para más adelante, porque ese día se cumplirá un año de la muerte de Mario Meoni, ex ministro de Transporte de la Nación, íntimo aliado de Massa.

Homenajes a Meoni a un año de su muerte

Sergio Massa junto al fallecido Mario MeoniSergio Massa junto al fallecido Mario Meoni

Inicialmente, el massismo preparaba su congreso partidario para el 23 de abril en Mar del Plata, pero decidieron postergarlo. Desde el FR anticiparon que se harán dos actos en honor al ex intendente de Junín, quien falleció en 2021, en un accidente de tránsito en la Ruta Nacional 7. Está previsto que tanto Massa como Malena Galmarini y otros referentes massistas que fueron cercanos a Meoni asistan a los homenajes.

Según detallaron fuentes que integran el equipo del presidente de Diputados, primero se inaugurará un espacio en la Universidad del Noroeste de Buenos Aires que tendrá el nombre del ex titular de Transporte. Luego, el 23 de abril a la tarde habrá una exposición de fotos conmemorativas en una plaza de esa localidad bonaerense que coordinó la familia de Meoni con el massismo. Se espera que Massa de unas palabras al cierre de ese acto para recordar al juninense.

“Están todas las fichas en la mesa para Sergio”, se entusiasma un colaborador del ex intendente de Tigre. En FR piensan que Massa es “el único tipo que tiene volumen” en el FdT para ganar en 2023. El massismo sabe que el escenario actual es muy complejo, tanto en lo político como en lo económico, pero sostienen que cuentan con el “equipo ideal” para reconstruir la coalición.

Scroll Up