Estiman que la economía del 2023 será similar al 2019 y la duda es si otra vez habrá un escenario electoral ajustado

 Un informe de la consultora Analytica que conduce Ricardo Delgado plantea que la economía del 2023 será más parecida a la de Macri del 2019, que a la de los años electorales expansivos de gasto del kirchnerismo. Esto abre un interrogante interesante: ¿De cumplirse ese pronóstico el traslado político será el mismo? ¿Es decir un oficialismo que llega ajustando, pero en control, y pierde, pero por poco?

Analytica comienza el trabajo reconociendo que el gobierno logró terminar el año mejor de lo que se esperaba. «A la alegría que trajo una nueva Copa del Mundo se suma que la inflación se desaceleró más de lo que proyectábamos». dice el trabajo.

Si bien la inflación de noviembre registró un incremento del 4,9% contra el 6,3% que exhibió en octubre, y resulta la caída más marcada desde abril del 2020 cuando la pandemia produjo un shock sobre los precios, «existen razones transitorias que explican este comportamiento, no es exclusivamente resultado de una macro más sólida», advierten desde la consultora.

«Para el 2023 mantenemos nuestra postura respecto a una leve desaceleración de la inflación si el gobierno continúa evitando un nuevo shock en el dólar oficial y en los paralelos. Así se repetirá una máxima de las elecciones presidenciales, la inflación desacelera en el mes clave», agrega el texto.

En efecto, durante las últimas cuatro elecciones presidenciales la inflación siempre desaceleró. Ahora bien, ¿cómo afronta la actual gestión el objetivo de desinflación respecto a quienes la precedieron?

Para el 2023 mantenemos nuestra postura respecto a una leve desaceleración de la inflación si el gobierno continúa evitando un nuevo shock en el dólar oficial y en los paralelos. Así se repetirá una máxima de las elecciones presidenciales, la inflación desacelera en el mes clave.

Para responder a esta pregunta Analytica estudió el comportamiento comparado de los distintos resortes de la política económica y su impacto en la inflación.

«La crisis obliga al equipo económico a sostener un sendero de contracción en la economía para evitar un nuevo shock inflacionario. El margen de acción es muy limitado, similar situación que enfrentó el gobierno anterior cuando quiso revalidar su gestión en el 2019. En consecuencia, y condicionada también por el FMI, la política económica será muy distinta a la que está acostumbrado el peronismo en año de elecciones. Para diferenciarse de su principal oponente deberá ser un mejor piloto de tormenta, en otras palabras, evitar repetir la inestabilidad del 2019», estima el informe.

Delgado sostiene que a partir del 2019 se produce un cambio fuerte respecto a las tres elecciones presidenciales anteriores. La crisis de deuda externa iniciada en el 2018 y sus consecuencias condicionan fuertemente la política económica desde entonces. Hoy solo el 25% de los resortes de la política de ingresos impulsan los precios, en línea con lo observado en 2019, explica el trabajo.

«No hay espacio para medidas expansivas. Una tendencia que esperamos se sostenga el próximo año», agrega el trabajo de Analytica, para abonar que es posible que el gobierno llegue en control de la macro, pero ajustando y con caída de la actividad. «La política monetaria y fiscal contractiva ayudan a contener la inflación y si la relación reservas internacionales sobre importaciones no cae, también aportan a su desaceleración al quitar presión sobre la cotización del dólar», agrega el trabajo.

Entonces, ¿qué va a suceder con la política distributiva en el 2023?. «Esperamos que continúe la consolidación fiscal, especialmente del lado del gasto, en línea con el acuerdo con el FMI», responde Analytica y analiza la posible evolución de los salarios «los registrados continuarían creciendo en línea con los precios mientras los de los trabajadores informales cayendo. Por lo tanto, los niveles de actividad difícilmente mejoren».

Estiman que la economía del 2023 será similar al 2019 y la duda es si otra vez habrá un escenario electoral ajustado

El politólogo y encuestador rosarino, Lucio Guberman, afirmó a LPO que «el pronostico económico de un economía con inflación y ajuste pero en control, refleja algo que venimos viendo y que llamo la hipótesis del vaso por la mitad. Esto le permite al peronismo la posibilidad de discutir en la campaña que el vaso esta medio lleno. Eso plantea una discusión abierta por la Presidencia y creo que va a ser así».

Guberman agregó que la elección presidencial de este año «va a estar mitad y mitad» de manera que «la definición, el resultado, se va a dar por el juego de las alianzas políticas y la capacidad de mantener unidad. Una unidad que estimo más fácil de alcanzar del lado del peronismo, porque unifica desde el gobierno, de manera que la gran pregunta es como depura la oposición su candidato».

Con la economía ajustando, pero en control, la elección presidencial va a estar mitad y mitad. Por eso, la definición va a surgir del juego d elas alianzas políticas y la capacidad de cada espacio de mantener la unidad. Una unidad que veo más sencilla en el peronismo porque unifica desde el Gobierno.

 

El politólogo rosarino incluso consideró «un disparate que el peronismo pueda quedar afuera del ballotage y la elección se dirima entre Juntos y Milei», como insinuó una reciente encuesta. «Lo que si puede pasar es que los halcones de Juntos encuentren mas incentivo en ir a una primaria contra Milei que contra Larreta, a quien es difícil enfrentar internamente por el aparato de la Ciudad».

«Si se parte Juntos porque los halcones del PRO van con Milei, ahí si pueden ir al ballotage pero contra el peronismo, y mas aún si el peronismo se corre al centro, lo que debilitaría la alianza de Larreta y los radicales», concluyó Guberman.

Sobre la política de ingresos advierte que «típicamente, el objetivo de redistribución por fuera de un plan de estabilización atenta contra la desinflación. Por ejemplo, la suba del gasto primario y de los salarios reales impulsa la actividad, las importaciones y la presión sobre el precio del dólar; dados los niveles de productividad y oferta».

 

E - GRUPO CLAN