Jujuy: denunciaron el arresto ilegal de un dirigente social opositor a Gerardo Morales y exigieron su inmediata libertad

Familiares, amigos y organizaciones sociales y políticas reclamaron hoy la inmediata libertad de un dirigente del Polo Obrero que fue detenido la semana pasada en la provincia de Jujuy por una manifestación en contra del gobierno de Gerardo Morales, el presidente de la UCR, al tiempo que calificaron su detención como “ilegal y arbitraria”.

Sus defensores advirtieron que Sebastián Copello fue “víctima de un proceso judicial irregular y por lo tanto violatorio de los derechos humanos; lo arrestaron por su única condición de ser un dirigente social del Polo Obrero, opositor a la gestión del gobernador Morales. La primera irregularidad surge que en la orden de allanamiento y detención no figuraba el nombre correcto del detenido, ni su DNI. Pese a ello la policía concretó la detención de manera ilegal, lo que vicia y nulifica todo el proceso”.

Gerardo Morales, otra vez fue cuestionado por la detención de militantes sociales en manifestaciones callejeras.Gerardo Morales, otra vez fue cuestionado por la detención de militantes sociales en manifestaciones callejeras.

Alejandro Copello, su padre, en diálogo con Infobae, advirtió que “corresponde de manera inmediata la libertad porque está detenido producto de una aberración jurídica. Sin ser parte del Polo Obrero, ni del partido en el que milita mi hijo, entiendo que esto obedece a que Morales intenta mostrar quién es más duro dentro de Juntos por el Cambio. Él está jugando su propia interna para ver quién se endurece más. Se muestran cada día más en contra de los movimientos sociales, de los que tienen planes y de los que manifiestan por mejores condiciones de vida. Morales, se ve, que con estas detenciones se cuelga una cucarda”.

Según explicó su padre, Sebastián está alojado desde la semana pasada en la cárcel de Alto Comedero junto a otro dirigente social, Juan Chorolque del MTR 12 de abril, con quien comparte una habitación en el área hospitalaria del penal. “Está bien de ánimo”, reconoció.

En el comunicado se advierte que “lo más insólito de la causa es que Sebastián, radicado legalmente hace casi dos años en Jujuy, está acusado de entorpecer el tránsito por lo cual recibió una contravención y un pedido de multa, a lo que se suma una causa penal por atentado y resistencia a la autoridad. Es decir que le abrieron dos causas distintas por el mismo hecho, lo que constituye una aberración jurídica. Los acusan a él y a Chorolque de no haber acatado la orden de un fiscal para que cesaran una protesta pública que realizaban junto a miles de personas, amparados en el derecho constitucional a la protesta y a la libre expresión”.

“Nos vemos obligados a puntualizar estos hechos para demostrar lo absurdo del proceso, dado que la prisión preventiva que ya lleva 5 días tiene como fundamento una contravención y un delito menor excarcelable. Ante estas evidentes violaciones a las garantías constitucionales y a los tratados internacionales de DD.HH., solicitamos la intervención de las autoridades nacionales políticas, legislativas y judiciales a la vez que exigimos al gobierno de Jujuy la liberación inmediata de Sebastián Copello y Juan Chorolque”, se indicó.

Sebastián Copello tiene 30 años, es maestro de primaria, vive hace un año en Jujuy y pertenece al Partido Obrero y al Polo Obrero.Sebastián Copello tiene 30 años, es maestro de primaria, vive hace un año en Jujuy y pertenece al Partido Obrero y al Polo Obrero.

Antecedente polémico

Las denuncias contra Morales no son una excepción. El mes pasado, organizaciones sociales y políticas denunciaron al gobernador de Jujuy, por graves violaciones a los derechos humanos y hasta “torturas” contra siete militantes sociales que fueron detenidos después de una violenta represión a una protesta convocada el jueves de la semana última para reclamar alimentos para merenderos y comedores populares.

Los arrestados pertenecían al Frente Piquetero que intentaron hacer una protesta en distintos puntos de la provincia para peticionar asistencia alimentaria al gobierno del presidente de la UCR pero fueron detenidos por la Policía de Jujuy tras una “cacería humana”, denunciaron dirigentes locales en diálogo con Infobae. A Miguel Ángel Sánchez (59), Daniel David Flores (41), Alcira Ester Zúñiga (45), Marisol Yamila Zúñiga (27), Cecilia Corregidor (36), Facundo Flores Zuñiga (19 años) y Marcos Saravia (21) los acusaron de “lesiones leves y graves contra la policía, atentado y resistencia a la autoridad y entorpecimiento de transportes y servicios”, según el expediente N° 54045 del Ministerio Público de la Acusación.

Tras la difusión del caso y de las acusaciones que llegaron hasta el gobierno nacional y a organismos de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, todos los militantes sociales recuperaron la libertad.

Scroll Up