Máximo Kirchner volvió a recalentar la interna del Frente de Todos: “Tenés que utilizar las críticas para mirar a tu gente”

En un acto donde dio un discurso junto a referentes de Derechos Humanos afines al kirchnerismo, el titular de La Cámpora y diputado nacional, Máximo Kirchner, volvió a deslizar una serie de críticas hacia el ala moderada del Gobierno. Aunque sin menciones directas, se refirió a la “hipersensibilidad” ante las críticas, y cuestionó la alta inflación. Además, el hijo de Cristina Kirchner, que el lunes pasado se había referido también de manera dura sobre la Casa Rosada, cuestionó, una vez más, el acuerdo con el FMI.

“Nos decían que si no acordábamos con el FMI, iba a pasar esto y esto. Y ahora pasa esto… Lo que nosotros queremos, para que nadie se ponga mal, porque hay como una hipersensibilidad en algunas personas por las críticas que reciben….”, dijo. Entonces recomendó: “No hay que ponerse mal. Te tenés que acostumbrar. A las críticas tenés que utilizarlas para mirar a tu gente”. Aunque no mencionó a Alberto Fernández, se trató de un mensaje por elevación para el Presidente, a quien La Cámpora viene cuestionando con cada vez mayor ferocidad en los últimos días.

“No pueden ser estas hipersensibilidades, que existen por la falta de gimnasia en el desacuerdo. Esa gimnasia se adquiere en una unidad básica, o en alguna organización política. Hay que saber entender lo que sucede. Creo que es ahí donde podemos transitar una Argentina que contenga a su sociedad”, sostuvo el legislador.

Además, lanzó: “Nosotros nos acostumbramos a las críticas durante mucho tiempo, y aun así durante mucho tiempos nos criticaron, algunos lo hicieron apenas se fueron del Gobierno. Tuvimos la inteligencia y la responsabilidad de buscar a cada uno”.

Y añadió: “Aunque haya dificultades, no podemos dejar de cumplir el contrato electoral, hay que transpirar la camiseta, no pensar si en las elecciones me van a elegir o no. Es hoy. ¿Cómo vamos a esperar que la gente nos escuche con un 6, 7% de inflación mensual?”, dijo.

Máximo Kirchner también apuntó contra el ex presidente Mauricio Macri, al recriminarle, una vez más, el acuerdo con el FMI y el uso de los fondos que llegaron a la Argentina desde el organismo de crédito multilateral, en la previa del proceso electoral que se abrirá en el primer semestre del año que viene en el país. “Macri dice que con 10.600 millones de dólares puede construir el sistema de transporte ferroviario más moderno del mundo. Con la plata que le dio el FMI podría haber construido cuatro, uno encima del otro, y no hizo nada”, sostuvo el líder camporista durante un discurso que emitió este sábado.

Máximo Kirchner habló desde un escenario montado en el ex centro de detención de la ESMA, donde se celebraba hoy el VI Encuentro Federal de Derechos Humanos. Lo acompañaban algunos de los funcionarios y referentes del área más destacados, todos ellos afines al sector que comanda en el oficialismo.

Estaban el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla; Taty Almeida y Lita Boitano, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza. Allí, el hijo de Cristina Kirchner disparó contra el fundador de Pro, que todavía no anunció su candidatura presidencial para el año que viene pero que no le cierra la puerta a una postulación: “Debería llamar poderosamente la atención que él haya tenido esos famosos 44 mil millones de dólares que tomó prestados. Pudo haber empezado, pudo haber hecho no sólo el sistema de transporte ferroviario más moderno del mundo, sino cuatro, uno arriba del otro. Y no hizo nada”, señaló Máximo Kirchner en uno de los pasajes de su alocución.

“La verdad, que lo que uno entra ahí a pensar, a preguntar, compañeros y compañeras, es por qué penetra ese tipo de cosas en nuestra sociedad, cómo es que calan. Porque no nos permiten dar un debate en serio”, advirtió Kirchner. Luego añadió: “Habrá que renegociar con el FMI en 2023 o en 2024″.

“Cualquier gobierno se ve obligado a elegir ante huracanes externos entre herramientas que permitan mitigar esas cuestiones externas”, dijo.

infobae

Luego, el diputado nacional se refirió al debate presidencial de Brasil entre el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Inácio Lula Da Silva, y el presidente de ese país y referente de la derecha, Jair Bolsonaro, que tuvo lugar ayer, antes de la veda previa a los comicios que se celebran mañana y que marcarán un punto de inflexión en el oficialismo argentino, donde todos apoyan a Lula.

“Ayer miré el debate de Lula y Bolsonaro. La agresividad de Bolsonaro sobre la figura de Lula, la desfachatez a la hora de hablar, de no poder discutir un proyecto de país, y basarse todo en agresiones personales, en sentidos comunes”, dijo Kirchner.

Máximo Kirchner se había referido esta semana, en una entrevista con el canal El Destape, a Macri. Pero también había puesto el ojo en la interna del Frente de Todos, que por estos días se centra en la discusión sobre la realización, o no, de las elecciones primarias el año que viene, y en un debate sobre la candidatura de Alberto Fernández.

El kirchnerismo da señales de que está en desacuerdo con que las postulaciones para los comicios generales se realicen a través del mecanismo de las PASO, y desaprueba que Alberto Fernández compita. Mientras que el Presidente brega por que se mantenga la ley electoral tal y como está, para poder pelear por la reelección.

Desde hace varios días que se recalentaron las discusiones internas en el oficialismo, no sólo por las PASO, sino también por la entrega de una suma fija a fin de año para paliar la crisis económica, y por algunos detalles del Presupuesto, que fueron cuestionados por la propia Cristina Kirchner, en relación con los aumentos para las prepagas.

Hoy, el diputado kirchnerista, que renunció a su lugar en la presidencia del bloque del Frente de Todos en Diputados, enojado con Alberto Fernández al comienzo de este año, volvió a enfocar sus cuestionamientos en su propio gobierno, como venía ocurriendo en sus últimas alocuciones. E ignoró, una vez más, el llamado a la unidad, que había pedido, más temprano, el presidente Alberto Fernández durante un acto en Zárate.

Scroll Up