Sin poder sumar gobernadores, el Gobierno refuerza la búsqueda de apoyos para el juicio político a la Corte

Pese a las presiones del Ejecutivo nacional, los gobernadores que no adhirieron al juicio político a la Corte Suprema de Justicia, que impulsa el presidente Alberto Fernández, se mantienen firmes en su decisión. El Gobierno sale entonces en busca de adhesiones que sumen volumen político al proceso que se iniciará en la Cámara de Diputados.

El pedido ya está en manos de la presidenta de la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja, Carolina Gaillard, y solo falta que el Presidente llame a sesiones extraordinarias para el verano. La convocatoria se concretaría la semana próxima y sería para la segunda quincena de enero.

Hasta entonces, Alberto Fernández quiere ir sumando apoyo. Ya cuenta con una decena de vicegobernadores de las provincias que lo acompañaron en el pedido de juicio político a Horacio RosattiCarlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

A falta de gobernadores, intendentes

El Gobierno no logra torcer la voluntad de los ocho gobernadores que no adhirieron, pese a ser aliados o del mismo signo político oficial. En el ala dura kirchnerista apuntan a la pérdida de poder del Presidente, que se refleja en falta de apoyo. Hablan de su permanente “amague y recule”, según las palabras de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Sucede que de los 19 mandatarios provinciales que acompañaron en 2020 el recorte de recursos coparticipables a la Ciudad de Buenos Aires, apenas 11 se sumaron al pedido de juicio político a la Corte. Por eso, la mayoría de los que sí firmaron el pedido que se elevó al Congreso, sumó a sus vicegobernadores y salieron a buscar las adhesiones de los intendentes de sus provincias.

Tuit de Alicia Kirchner (Imagen: Captura de Twitter/@aliciakirchner).
Tuit de Alicia Kirchner (Imagen: Captura de Twitter/@aliciakirchner).

“Nos reunimos con intendentes e intendentas de toda Santa Cruz para analizar el alcance del pedido de juicio político a la Corte. Nuestro deber es defender la democracia y garantizar los derechos e ingresos de nuestras comunidades”, escribió la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, en su cuenta de la red social Twitter.

Algo similar comenzó en la provincia de Buenos Aires, en donde los jefes comunales peronistas saben que los recursos nacionales coparticipables que reciba Axel Kicillof serán fundamentales en un año electoral. Los sondeos y llamados están a la orden del día y este jueves los encontró con el Presidente y el gobernador, en un almuerzo en Chapadmalal, con el tema como eje central.

La advertencia del Gobierno es clara: si el Presidente cumple con la orden de la Corte Suprema de Justicia de devolver parte de los recursos coparticipables recortados en 2020, el dinero saldrá de las obras públicas provinciales y municipales. Todas las alertas se encienden en un año electoral.

E - GRUPO CLAN