A diez años de la compra de Instagram: todo lo que Facebook cambió en una década

Hace exactamente diez años, Instagram es propiedad de Facebook. El 9 de abril de 2012 la compañía fundada por Mark Zuckerberg sacudió el tablero de la industria al anunciar la compra de esa red social por 1.000 millones de dólares divididos en efectivo y acciones. Un detalle: aquella fue la primera vez que la firma californiana adquirió un nuevo producto; ocurrió antes de que rompa el chanchito por otras firmas como WhatsApp y Oculus VR.

Lanzada en 2010 ya con sus famosos filtros, Instagram era una aplicación enfocada en la fotografía, naturaleza de la que fue apartándose a lo largo de esta década aunque sin abandonarla por completo. Cuando se anunció la operación, el CEO de Facebook aseguró que su nuevo chiche seguiría funcionando como una marca independiente. La promesa, en parte, se cumplió: Instagram sigue siendo Instagram y Facebook sigue siendo Facebook.

A diez años de la compra de Instagram: todo lo que Facebook cambió en una década

Pero el dominio del gigante de las redes sociales sobre la herramienta que compró en 2012 fue de menor a mayor, según se corrobora en los diez cambios fundamentales que Facebook realizó en Instagram que repasaremos a continuación.

1. La cantidad de usuarios activos de Instagram explotó de la mano de Facebook

Cuando los de Zuckerberg cerraron el acuerdo para ser los nuevos dueños de Instagram, esa app era cool pero no tan popular. En 2012 tenía 500 millones de usuarios diarios y ahora supera los 2.000 millones de activos al mes, según datos de Statista.

Cantidad de usuarios activos al mes en Instagram desde 2013 hasta 2021. (Fuente: Statista)
Cantidad de usuarios activos al mes en Instagram desde 2013 hasta 2021. (Fuente: Statista)

Si bien la app creció exponencialmente en cantidad de usuarios, su plantilla no es inmensa. De los 13 empleados que tenía cuando Facebook la compró, pasó a los actuales 450. La cifra es escasa en comparación con la cantidad de trabajadores de la empresa matriz (ahora llamada Meta), que tienen más de 58.000 empleados. Esto, sin contar los contratistas externos.

2. Los cambios en el logo de Instagram

Tratándose de una red social enfocada en la fotografía, no sorprende que el primer logotipo de Instagram haya referido a una cámara Polaroid, aquellas que imprimían las imágenes por cuenta propia. Ese emblema fue diseñado por uno de los fundadores de la plataforma, Kevin Systrom.

A diez años de la compra de Instagram: todo lo que Facebook cambió en una década

Con el paso de los años, especialmente luego de la irrupción de Facebook, el logo de la app cambió en numerosas ocasiones. Luego de una nueva imagen creada por el diseñador Cole Rise, hacia el año 2016 se presentó un ícono minimalista que supuso una mutación drástica aunque conservando la referencia a la fotografía. Eso sí: desapareció el arcoíris de la Polaroid y su visor, aunque en cierto modo siguen apareciendo en la imagen actual.

3. Zuckerberg se quedó con todo: el éxodo de los creadores de Instagram

Desde 2012 hasta 2018, los fundadores de Instagram trabajaron dentro de Facebook aunque manteniendo un relativo poder de decisión sobre la app que habían creado. La tirantez cobró notoriedad cuando en septiembre de 2018 Kevin Systrom y Mike Krieger dieron el portazo.

Krieger (a la izquierda) y Systrom (derecha), los fundadores de Instagram que ya no son parte de Facebook. (Foto: Reuters)
Krieger (a la izquierda) y Systrom (derecha), los fundadores de Instagram que ya no son parte de Facebook. (Foto: Reuters)

En primera instancia la salida fue diplomática, aunque más tarde se conocieron detalles de enfrentamientos y discrepancias en la toma de decisiones que derivaron en la renuncia. “Cuando se abandona algo, obviamente hay una razón para hacerlo. Nadie deja un trabajo porque todo es genial”, reconoció Systrom. Cuando se marcharon, Zuckerberg designó un nuevo CEO para Instagram: Adam Mosseri, un hombre de su confianza que aún se mantiene en el cargo.

Repasada la historia, resulta plausible decir que el dominio de Zuckerberg sobre Instagram ha ido de menor a mayor a lo largo de la última década.

4. Las Stories llevaron a Instagram al centro de la escena

El lanzamiento de la función en agosto de 2016 supuso un vuelco relevante para la red social que hasta entonces se enfocaba en la fotografía. Las Historias de Instagram se inspiraron en las ya disponibles en Snapchat, una descripción benevolente que bien podría ser considerada un mero plagio. Como fuere, las Stories llevaron a Instagram a sus mejores tiempos y estadísticas. En paralelo, Snapchat comenzó a perder audiencia frente al poderío de la maquinaria aceitada por Facebook.

A diez años de la compra de Instagram: todo lo que Facebook cambió en una década

Además de entregar buenas cifras, la sección inyectó videos en Instagram, un tipo de contenido que con el paso de los años se convertiría en sustancial para esta red social.

5. Instagram es la usina de los influencers

¿Quién imaginó en 2010 que algún día Instagram se convertiría en una de las principales vías de monetización dentro del negocio digital? Aquella red social que ofreció refugio a los amantes de la fotografía, con el paso de los años se erigió como la gran aplicación para los influencers, usuarios con muchos seguidores que marcan tendencia y seducen a empresas que les pagan para promocionar productos y servicios.

Instagram no es el único ámbito en el que se mueven estas personalidades influyentes del siglo XXI, aunque es válido decir que es el servicio que inauguró la tendencia. Ahora compite con otras propuestas como TikTok y Twitch, que también apuestan por la monetización del contenido.

6. Los Reels de Instagram, la respuesta de Facebook al éxito de TikTok

En 2020, Instagram sumó una nueva sección de creciente protagonismo: los Reels. Para desprevenidos, se trata de un espacio con videos breves y verticales que imitan la propuesta de TikTok.

Reels es la respuesta de Instagram al crecimiento de TikTok. (Foto: Adobe Stock)
Reels es la respuesta de Instagram al crecimiento de TikTok. (Foto: Adobe Stock)

Esa app de origen chino es ahora el gran rival de Instagram. ¿Cuán cierta es esa afirmación? El mismísimo CEO de la plataforma, el mencionado Mosseri, reconoció que tanto TikTok como YouTube son las plataformas con las que ahora compite y que por eso es cada vez más importante la circulación de videos, además de las tradicionales fotografías.

7. “Ya no somos una aplicación de fotografía”, señaló el líder de Instagram

El propio Adam Mosser dijo a mediados de 2021 que ya no quieren ser considerados como una app de fotografía y en la ocasión dio cuenta de las diversas acciones emprendidas en favor de los videos, acercándose de tal modo a la propuesta de plataformas como TikTok y YouTube.

"Ya no somos únicamente una app para compartir fotos", dijo Mosseri, el CEO de Instagram. (Foto: Reuters/Elizabeth Frantz)
«Ya no somos únicamente una app para compartir fotos», dijo Mosseri, el CEO de Instagram. (Foto: Reuters/Elizabeth Frantz)Por: REUTERS

Ya no somos esa aplicación ‘cuadrada’ para compartir fotos”, observó y señaló que la mayoría de las personas usa Instagram para entretenerse, siendo el video una pata fundamental para esa actividad. En ese punto no temió hablar de la competencia: “TikTok es descomunal, YouTube más grande todavía (…) Tenemos más por hacer para abarcar ese terreno y eso implica cambios”.

A poco de esas declaraciones, un repaso publicado en The Guardian reveló que muchos entusiastas de la fotografía ya no se sienten a gusto en Instagram y que el alcance de los trabajos creativos es cada vez menor en esa plataforma.

8. Instagram también es una vidriera de productos: el comercio electrónico llegó a la red social

La función de e-commerce dentro de Instagram se lanzó en 2018, permitiendo que empresas y marcas vendan sus productos sin que sea necesario salir de la red social.

La característica cobró especial visibilidad en el marco de la pandemia de Covid-19, cuando las medidas de aislamiento provocaron un exponencial aumento en las compras online. Tal como explican desde Facebook, “Instagram Shopping es una solución que te permite etiquetar tus productos en las publicaciones tanto del feed como de Stories. Con estas etiquetas es posible dirigir a las personas directamente a cada producto dentro de tu página web, acortando así la ruta de compra”.

También están disponibles las denominadas Tiendas, que sirven como vidrieras para los negocios y permiten crear negocios online personalizados dentro de Instagram.

9. Instagram intentó lanzar una app para chicos, pero las críticas frenaron el plan

Instagram es una red social para mayores de 13 años, de acuerdo a sus términos y condiciones de uso. Sin embargo, en la app es posible encontrar a muchos nenes con su propio perfil. ¿Cómo lo hacen? Simple: falsean algunos datos y así son parte de aquel mundillo digital. Facebook pensó una solución posible: crear una versión de Instagram para los chicos. Dijeron que sería un espacio más cuidado y que así la presencia de los más pequeños no irá contra las normas.

Pero en septiembre del año pasado anunciaron el freno en el desarrollo de Instagram Kids, un proyecto que desde su divulgación acumuló críticas y preocupaciones en función de la audiencia a la que apunta. Aún así, la decisión de la compañía no conformó a legisladores y especialistas, quienes reclamaron que el plan se cancele por completo.

A diez años de la compra de Instagram: todo lo que Facebook cambió en una década

Nunca fue pensado para los niños más pequeños sino para los preadolescentes, de 10 a 12 años”, dijo Mosseri en un tuit, defendiendo el plan que él mismo había confirmado hace algunos meses. En otro mensaje comentó que el proyecto se filtró mucho antes de que ellos mismos tengan definidos los detalles y que esa divulgación temprana derivó en temores infundados. “La gente temía lo peor y teníamos pocas respuestas en ese momento. Está claro que debemos dedicar más tiempo a esto”, señaló.

10. ¿Sabías que en sus orígenes Instagram se llamó Burbn?

A lo largo de este repaso señalamos una serie de cambios relevantes en Instagram, desde que Facebook la compró hace exactamente diez años. Para cerrar, haremos referencia a una curiosidad: ¿sabías que la aplicación de fotografía en sus orígenes se llamó Burbn?

A diez años de la compra de Instagram: todo lo que Facebook cambió en una década

Además de esa denominación, la herramienta era mucho más complicada en relación a la que luego se popularizó. Era una app de geolocalización similar a Foursquare, donde se publicaban fotos de diferentes sitios marcados en el mapa. Luego, Systrom y Krieger decidieron cambiar el foco, proponiendo un espacio para publicar y retocar imágenes. El nombre que conocemos refiere a las fotografías y a la inmediatez.

Scroll Up